lunes, 23 de septiembre de 2013

Cárdenas: La iniciativa energética de Peña desplazará por completo al Estado



Jenaro Villamil

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- “La sola apertura no es suficiente para atraer la inversión privada sin una política específica petrolera”, sentenció el excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas, quien manifestó su oposición a la modificación de los artículos 27 y 28 constitucionales en materia energética.

Llamó la propuesta del gobierno federal “reforma mágica”, porque no se explica cómo generará los empleos y disminuirá los precios del gas y de la electricidad.  Es “falaz” el “alud propagandístico del gobierno” en esta materia, descalificó.
“Se oculta a la opinión pública información vital para formarse un juicio informado”, destacó Cárdenas, cuya participación inauguró la ronda de intervenciones en el foro de debate sobre las iniciativas de reforma energética, organizado en el Senado de la República.
Cárdenas insistió en los peligros que entrañaría la reforma al artículo 28 constitucional, porque implicaría “el desplazamiento total del Estado del sector energético y eléctrico”.
“Le vamos a quitar la condición de estratégicos a estos sectores, por lo tanto, vamos a tener la competencia de nuestros socios del Tratado de Libre Comercio”, argumentó Cárdenas.
Al responder las preguntas de  algunos legisladores, Cárdenas afirmó que la reforma del artículo 27 constitucional  es completamente ajena a la postura de su padre, el expresidente Lázaro Cárdenas: “La visión del general Cárdenas fue siempre buscar el fortalecimiento de una industria nacionalizada, no lo contrario”.
El fundador del PRD y excandidato presidencial en tres ocasiones insistió que su partido no está en contra de la inversión privada. De hecho, recordó, ya se permite esta inversión en petroquímica, desde 1992, y en ductos, desde 1995, pero no se ha generado el capital previsto.
Legisladores del PRI y del Partido Verde le cuestionaron a Cárdenas en varias ocasiones por la apertura a la inversión privada en Petrobras, de Brasil, y en Statoil, de Noruega e, incluso, Cuba también abrió su sector petrolero a los inversionistas extranjeros.
En su respuesta, Cárdenas afirmó que la participación privada en Petrobras y en Statoil “no ha sido lo determinante” para el desarrollo del sector energético, sino la articulación de una política a largo plazo en este sector. Petrobras, argumentó, ante la escasez de hidrocarburos en Brasil desarrolló el etanol. En Noruega y en Brasil la industria se desarrolló “porque hay políticas específicas, en especial, en materia de petroquímica”.
Cárdenas también planteó varias preguntas. Consideró como “reformas mágicas” la propuesta de reformas a los artículos 27 y 28, porque parecería que “por arte de magia” llegará la inversión privada, se generarán empleos y se disminuirán los precios de la electricidad y del gas, pero no explica el gobierno cómo se logrará esto.
“Un mercado petrolero no se abre por arte de magia. ¿Cuál es la política petrolera que pretende implementar el gobierno?”, cuestionó Cárdenas, quien retó a los senadores a plantear que si es necesaria la inversión privada en determinados sectores de la industria petrolera.
“No veo en qué se sustente que van a bajar los precios de la electricidad o del gas. Hablan del gas natural, pero no del gas LP que es el que más consume la población. ¿Por qué no se anuncia que bajará el precio de las gasolinas?”, insistió.
Cárdenas lució su conocimiento geopolítico de la industria petrolera en este primer foro ante numerosas preguntas de los senadores. En especial, lo cuestionaron por la apertura del sector energético de Cuba, país de economía socialista.
El exjefe de gobierno capitalino afirmó que Cuba produce sólo 52 mil barriles diarios de petróleo, mientras México produce 2.5 millones de barriles diarios. “Cada país tiene su propia circunstancia”, sentenció.
Contrapropuesta
En la primera parte de su exposición, Cárdenas defendió la propuesta del PRD de reformar 12 leyes secundarias y crear una nueva ley sobre manejo de excedentes petroleros, sin necesidad de modificar los artículos constitucionales.
Los cuatro ejes de la propuesta de Cárdenas fueron los siguientes: transformar a Pemex y a la CFE en empresas pública,  concederles a ambas autonomía presupuestal y de gestión, “dejándolo fuera del presupuesta federal y ya no bajo la tutela de la Secretaría de Hacienda”; modificar el gobierno corporativo, “reintegrándolo en una sola entidad, desapareciendo los organismos subsidiarios”, y “establecer un nuevo régimen fiscal que genere recursos adicionales para la inversión productiva y para revertir la descapitalización” de Pemex.

Fuente  Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.