lunes, 23 de septiembre de 2013

Damnificados a Rosario Robles: No sólo venga a tomarse fotografías



Ezequiel Flores Contreras

MALINALTEPEC, Gro., (proceso.com.mx).- Más de tres mil indígenas Me’ Phaa (tlapanecos) de seis comunidades de este municipio rechazaron ser reubicados en albergues de Tlapa y demandaron ayuda real y no paliativos.
Autoridades comunitarias de los poblados de La Lucerna, Moyotepec y San Juan de las Nieves entrevistados por Proceso demandaron la reubicación de sus poblados, afectados por la tormenta Manuel.
La ayuda gubernamental en la región de la Montaña llegó a cuentagotas a una semana de la tragedia.

Por ello,  los damnificados del municipio de Malinaltepec coinciden en reprochar la tardía reacción del gobierno, que contrasta con la atención que dieron a turistas en el puerto de Acapulco.
Desde el sábado 14, cientos de indígenas abandonaron las comunidades de Tepeyac, Filo de Acatepec, Unión de las Peras, Lucerna, Moyotepec y El Tejocote porque sus viviendas, caminos y cultivos fueron afectados por los derrumbes y deslaves.
Desde esa fecha, las víctimas, en su mayoría niños y mujeres, se refugiaron en la parte alta de sus comunidades, donde instalaron precarios campamentos en una zona de boscosa, con temperaturas que van de los 10 grados durante el día y descienden drásticamente en la noche y al amanecer.
Durante un recorrido que Proceso realizó ayer por esta zona del municipio de Malinaltepec, constató que son más de tres mil indígenas que se encuentran sobreviviendo en un ambiente de insalubridad y donde el frío carcome los huesos.
Esta situación ha provocado brotes de fiebre y diarrea, principalmente entre los menores.
La contingencia es atendida por personal de la Secretaria de Salud estatal, mediante brigadas médicas.
No obstante, algunas personas permanecen en las comunidades debido a que por su edad o por complicaciones físicas están inmovilizadas.
En Moyotepec, donde el camino fue destrozado y se llega caminando sobre la sinuosa pendiente de un cerro, al menos tres mujeres  presentan embolia y fracturas.
En esta zona persisten las lluvias y los deslaves que mantienen destrozadas las carreteras federales y principales rutas de comunicación: Tlapa-Marquelia y Tlapa-Metlatonoc.
Los cortes y obstrucciones en estas vías tienen incomunicados a seis municipios, todos indígenas y considerados como los más pobres del país.
En esta franja existen miles de personas atrapadas, otros más decidieron emprender un éxodo para llegar a lugares seguros después de caminar varias horas o dos días.
El saldo preliminar de la tragedia que se vive en la región de la Montaña es de al menos 29 muertos, cientos de personas abandonando poblados que fueron arrasados por ríos y deslaves; zonas incomunicadas porque las carreteras siguen destrozadas y decenas de hectáreas de cultivo afectadas.
En este contexto de tragedia, muerte y desolación, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles. visitará la región de la Montaña.
Este lunes se espera que la funcionaria federal acuda al albergue instalado en el lugar denominado Casa Católica de la ciudad de Tlapa de Comonfort, donde se encuentran al menos 130 damnificados del municipio de Malinaltepec.
Al lugar han comenzado a arribar autoridades comunitarias y pobladores de diferentes municipios de esta región, que esperan a la funcionaria con pancartas y peticiones que sintetizan la molestia de los habitantes de esta zona ante la tardía reacción gubernamental.
Entre las quejas reflejadas en las pancartas se encuentran: “No sólo Acapulco y Chilpancingo es Guerrero; también la montaña existe” y “No sólo vengan a tomarse fotografías. ¡Ayuda!”.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.