miércoles, 24 de julio de 2013

Enfrentamientos y narcobloqueos dejan 22 muertos en Michoacán



MÉXICO, D.F. (apro).- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ordenó el decomiso y aseguramiento de bienes –equivalentes a 20 millones de dólares– de José Odilón Perales Ramírez e Ismael López Guerrero, integrantes de Los Zetas, quienes mediante inversiones en Coahuila “lavaban” millones de dólares de los líderes de la organización criminal.
Ramírez Perales era un operador financiero “de gran nivel”, según las autoridades estadunidenses, y se encargaba del control y el “lavado” de decenas de millones de dólares de Estados Unidos a México.

El dinero “lavado” era propiedad de los líderes de Los Zetas Omar Treviño Morales, Z-42 y Miguel Treviño Morales, Z-40, capturado la madrugada del pasado lunes 15 cerca de Nuevo Laredo, Tamaulipas.
Por su parte, López Guerrero se encargaba de recolectar el dinero que generaban las operaciones de la organización criminal en Nuevo Laredo, y enviaba de contrabando grandes cantidades de dinero en efectivo a Ramírez Perales para resguardarlo e invertirlo en Coahuila.
“La detención de estas personas y otros miembros de nivel alto de Los Zetas, como Miguel Treviño Morales, junto con la muerte del exlíder zeta, Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, han contribuido al debilitamiento de la organización”, destacó el Departamento del Tesoro.
La designación de Ramírez Perales y López Guerrero prohíbe a los ciudadanos estadunidenses realizar transacciones con estos individuos y congela cualquier activo que puedan tener bajo la jurisdicción del país del norte.
Dichas nominaciones se hicieron al amparo de la ley de Designación de Narcotraficantes Extranjeros conocida como “ley Kingpin”.
Según Adam J. Szubin, director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), la acción de hoy del Departamento del Tesoro “apunta” a las actividades de otros dos agentes financieros significativos para Los Zetas.
“Vamos a seguir apoyando a nuestros socios mexicanos para atacar las ganancias mal habidas del blanqueo de dinero de Los Zetas, añadió.
Ramírez Perales y López Guerrero se encuentran bajo custodia de las autoridades mexicanas después de sus arrestos en operaciones separadas.
El primero, requerido en el Distrito Sur de Texas por “lavado” de dinero relacionado con el tráfico de drogas, fue capturado en México en octubre de 2012.
López Guerrero, capturado en julio del mismo año, quien también se hacía llamar Gilberto Godina Guerrero, es acusado en México por posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas, droga y recursos de procedencia ilícita.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.